Orden a la que pertenecen y su carisma

 

La vocación de las carmelitas descalzas es un don del Espíritu, que las invita a una «misteriosa unión con Dios», viviendo en amistad con Cristo y en intimidad con la bienaventurada Virgen María. La oración y la inmolación se funden vivamente con un Amor grande a la Iglesia.

Por exigencia del carisma teresiano, la oración, la consagración y todas las energías de una carmelita descalza han de estar orientadas hacia la salvación de las almas.

 

Fundación de la comunidad

 

Parte de la comunidad

Data el convento del 30 de septiembre de 1883. Fue su fundadora la virtuosa señora  Dña. Elena Donoso Cortés Gómez Valdés.  Dña. Elena, inteligente, piadosa y generosa dama de Don Benito, planeaba y deseaba dotar a su pueblo de una casa de retiro Espiritual y de oración. Pensó en primer lugar en una comunidad de Madres Concepcionistas, pero no llegó a realizarse el proyecto. Entonces Dña. Elena pensó de inmediato en las hijas de santa Teresa, ideando fundar un convento de Carmelitas Descalzas, con una Iglesia cuyo titular fuera la Santa reformadora del Carmelo. Cuando esto proyectaba le vivían solamente ocho de los doce hijos que tuvo. Una de sus hijas, María Dolores Gómez Donoso Cortés, anhelaba consagrarse al Señor en la vida religiosa. Este deseo de la hija radicó más la idea de su madre de fundar un convento teresiano en Don Benito, cumpliendo así plenamente  su anhelo de que el pueblo tuviera una casa de oración, y en ella pudiera ser su hija monja carmelita.

A fines de setiembre de 1883 salieron de Medina del Campo, de la segunda fundación de Santa Madre Teresa de Jesús, las que habrían de ser  las Madres fundadoras del convento de  Don Beniro: Madre Demetria del Pilar, como priora de la nueva fundación; Hª Carmen de Jesús,  subpriora y maestra de novicias; Hª Amalia de la Madre de Dios, y una Hª de velo blanco. Los Padres Carmelitas Descalzos, tuvieron la cortesía de acompañar a las religiosas fundadoras en su viaje, hasta Don Benito, viaje que harían en tren por Madrid.

La comitiva llegó a Don Benito el 29 de septiembre de 1883, en el tren de las tres de la tarde.

 

Edificio de la iglesia

 

Capilla del convento

Las obras duraron dos años, inaugurándose con la primera misa en su Capilla el 30 de septiembre de 1883. La capilla tiene solamente una nave. El pavimento es de mármol. La imagen del Crucificado tiene a un lado a Santa Teresa y al otro a San Juan de la Cruz. La reparación definitiva de la Iglesia después de los tristes sucesos acaecidos en España, de 1936 se hizo el año 1959, con los doseles que actualmente están; son de madera, imitación mármol rojo muy lograda. En el altar central se colocó el santo Cristo que sirvió para hacer la película «Marcelino Pan y Vino», donación de los Estudios cinematográficos «Chamartín» de Madrid, a instancias de Don Miguel López Cabrera, ingeniero de sonido, extremeño y hermano de una religiosa de este convento. El Cristo fue diseñado por  el decorador Antonio Simont y al parecer un escultor amigo suyo modeló la figura en barro para posteriormente realizarla en escayola.. Imagen que ejerce atractivo singular para los fieles, especialmente entre los estudiantes.

 

 

  Notas de la historia de nuestra comunidad

 

Jardín del convento

La historia de la comunidad ha sido sencilla, como en cualquier Carmelo Teresiano. En los años de guerra y posguerra mucha calamidad. La Madre Priora, siendo muy santa, murió en la cárcel de Madrid donde estaba la mayor parte de la comunidad en el año de 1937.

En nuestra comunidad ha habido hermanas de mucha oración y virtudes como la última que murió haciéndonos sentir su intercesión ante Dios; concediéndonos muchas gracias a nuestra comunidad y a las personas que piden favores.

 

 

 

La comunidad en la actualidad

 

 Está formada por 17 hermanas,  2 mayores de 90 años;  y de  las demás, la mayor parte son  jóvenes.

 

Trabajo monástico

 

Hace muchos años nos dedicamos a toda clase de bordados ajuares sábanas, mantelerías, festones de toda clase y letras, ornamentos litúrgicos; también nos dedicamos a planchar y almidonar.

 

Gruta de Lourdes

 

Nos encuentran en:

 Calle Donoso Cortés, nº 21
06400 Don Benito. (Badajoz)
Tlf. 924 80 05 98