Fundación y carisma

Fundado a mediados del S. XVI por el matrimonio formado por Don Diego de Lucena y Doña Juana Gutiérrez. En sus más de 400 años de historia las Madres Dominicas de este convento han procurado mantener viva la llama de su fundador Santo Domingo de Guzmán haciendo del lema de la Orden, Alabar, Bendecir y Predicar, todo un programa vital que se extiende más allá de sus muros e inunda toda la población.

 

Edificio

El convento se encuentra instalado en un edificio inmenso que, con las transformaciones necesarias, fue la casa familiar de “Los Lucena”. Destaca la Iglesia y el coro, magnífica obra de trazas renacentistas que, dentro de su sencillez, está dotado de gran solemnidad. A pesar de haber sufrido en 1936 la destrucción de muchas obras de arte, conserva obras de gran valor como los cuadros sobre la vida del Rey David, obra de Zacarías González Velázquez en el S. XVIII, o la Anunciación que preside el Altar Mayor de Vicente Carducho.

 

Historia de la comunidad

Muchas son las monjas que han pasado por esta casa a lo largo del tiempo constituyendo un ejemplo de santidad para los vecinos, siendo muy queridas por los almagreños que tradicionalmente les han confiado sus preocupaciones y han demandado de ellas tanto la oración como el consejo

Entre ellas destaca la Madre María de San Vicente Maldonado y Suarez de Zayas. Fallecida en 1796 pronto se extendió su fama de santa siendo venerada por toda la población. A los pocos meses de su muerte se abrió su proceso de canonización siendo declarada Venerable Sierva de Dios. De la lectura de las declaraciones de los testigos del mismo (que se conservan en el archivo del convento) conocemos a una mujer preocupada por sus semejantes que siempre socorrió a los necesitados desde la humildad de su celda. A nadie le faltó su oración e incluso su consejo y su socorro material. Su cuerpo descansa en el panteón del convento y son muchos los hechos prodigiosos que se le atribuyen desde el mismo momento de su muerte. Su vida la podemos resumir en la máxima dominicana “Hablar con Dios de los demás y a los demás hablar de Dios”, pues esa era su actitud ante la vida.

El pasado mes de marzo de 2016 se inauguró un pequeño museo en el convento donde se guardan interesantes pinturas, esculturas, obras textiles, libros, etc. que nos hablan de la historia de esta casa (ver sección noticias de esta página web)

 

La comunidad en la actualidad

La vida de la comunidad transcurre entre el estudio, la oración, el trabajo manual y la predicación. El estudio en la Orden de Santo Domingo, entendido como contemplación, es la base fundamental de toda acción catequética. Las monjas de Almagro a través de sus obras, de la charla amable en el locutorio y de la Misa compartida, queremos dar testimonio del amor infinito a Dios y de la Buena Nueva del Evangelio.

Actualmente la comunidad la forman cuatro hermanas; la falta de vocaciones del mundo actual también ha llegado hasta aquí. Pero con su fidelidad a su carisma, su entusiasmo y el carácter  apostólico dominicano, quieren que este convento siga siendo un faro de fe. En él tiene también su sede la Fraternidad Seglar Dominicana que, junto con los Frailes del Convento de la Asunción, conforman la Familia Dominicana en Almagro, siendo un ejemplo de ayuda mutua y espíritu eclesial.

Con motivo del Jubileo de los 800 años de la Fundación de la Orden de Santo Domingo vienen celebrando toda una serie de actos religiosos y culturales para dar a conocer su carisma y vocación y, sobre todo, para alabar y dar gracias a Dios por el don otorgado a su Iglesia a través de Santo Domingo. Son constantes las visitas al convento con este motivo. De este Año Jubilar (2016) esperan el fruto de las vocaciones que devuelvan a esta casa de espiritualidad la abundancia vocacional. Las dominicas de Almagro tienen las puertas abiertas para las jóvenes que quieran conocer de cerca su vida, su carisma y la entrega a los demás, que desean mantener desde su vida contemplativa

Trabajo monástico

Con ocasión de la inauguración del museo, reflejo de la historia de la comunidad, adosado al mismo, han abierto un obrador de dulces con cuya venta esperan poder ayudar al sostenimiento de la comunidad

 

Dirección:

C/ Dominicas, nº 1.- 13270 ALMAGRO (Ciudad Real). T. 926 86 02 30 y dominicasalmagro@gmail.com

Guardar

Share This