1.-Orden a que pertenece y su Carisma

Pertenecemos a la Orden del Carmen Descalzo, fundada por santa Teresa de Jesús en 1562 buscando más recogimiento y soledad, pero con ratos de convivencia fraterna. Este monasterio lo fundó ella con la presencia de San Juan de las Cruz el 19 de marzo de 1574.

Santa Teresa, al contemplar los grandes daños de la Iglesia en su tiempo se preguntó qué podría hacer para remedio de esos males. Nos lo dice en el Camino de Perfección: “En éste~ tiempo vinieron a mi noticia los daños de Francia y el estrago que habían hecho estos luteranos… lloraba con el Señor y le suplicaba remediase tanto mal. Parecíame que mil vidas pusiera yo para remedio de un alma de las muchas que allí se perdían. Y como me vi mujer y ruin e imposibilitada de aprovechar en lo que yo quisiera en el servicio del Señor… determiné a hacer eso poquito que era en mí, que es seguir los consejos evangélicos con toda la perfección que yo pudiese y procurar que estas poquitas que están aquí hiciesen lo mismo… y que todas ocupadas en oración por los que son defendedores de la Iglesia y predicadores y letrados que la defienden, ayudásemos en lo que pudiésemos a este Señor mío, que tan apretado le traen a los que ha hecho tanto bien, que parece le querrían tornar ahora a la cruz estos traidores y que no tuviese adonde reclinar la cabeza. “(C.P, I, 1-2.)

Durante cuatro siglos esta comunidad ha tratado de seguir este ideal teresiano viviendo en oración, soledad, y silencio, ayunos, en clausura, etc. Dulcificado todo con dos horas de recreación al día, viviendo una vida fraterna como quería la Santa Madre, “aquí todas han de ser amigas, todas se han de amar…”

2.- Fundación de la comunidad

Doña Ana Jimena, noble viuda segoviana, había rogado a santa Teresa que fundase uno de sus palomarcicos en Segovia. Incluso había viajado a Ávila con este objetivo y, llegada la ocasión de la fundación, ayudó eficazmente. De ella dice la santa en el capítulo XXI de las Fundaciones: “Esta bendita señora tomó la casa y de todo lo que vio habíamos menester, así para la iglesia como para nosotras, la proveyó, que para eso tuve poco trabajo”. No sólo “ayudó”, sino que, como dice santa Teresa en el lugar citado: “…en haciéndose el monasterio, entró ella y una hija suya de harto buena vida”.

Con la santa Teresa habían llegado a Segovia para fundación otras cuatro hermanas y se habían establecido en una casa de alquiler de la calle Almuzara (hoy, Marqués del Arco). La sorpresa fue que, antes de abandonar Segovia, la santa realizó un proyecto que ya traía pensado y determinado desde Ávila: trasladar a Segovia la comunidad  de Pastrana al completo, liberándola de los caprichos de la princesa de Éboli. Así que la comunidad de Segovia llegó a estar constituida por más de veinte hermanas en los primeros días de abril de 1574.

 3.- Historia de la comunidad

El mismo año de la fundación, 1574, santa Teresa adquiere una casa en la misma calle Almuzara y gestiona el traslado de la numerosa comunidad a la casa definitiva, aunque progresivamente se irá ampliando con la compra de  casas adyacentes que permitirán la ampliación de la huerta y la construcción de la iglesia y demás dependencias necesarias, hasta llegar a conformar convento actual en calle Marqués del Arco, 40.

 La comunidad de Segovia ha contribuido con personal en la fundación de otros varios monasterios, en vida de santa Teresa y hasta mediados del siglo XX: Beas, Sevilla, Caravaca, Palencia, Soria, Pamplona, Toro, Medina del Campo, Madrid, Zaragoza, Zamora, Orense…Una larga lista que prueba la vitalidad de la comunidad segoviana.

 También la comunidad ha sufrido la prueba de verse privadas de su convento. Así sucedió en 1808 en que hubieron de huir a Ávila; en 1868 les expropiaron el convento y se refugiaron en el convento de las MM. Dominicas que les acogieron fraternalmente. El convento se puso en venta y lo compró D. Alberto Manso, Conde de Superunda, que terminó donándolo a la comunidad de MM. Carmelitas Descalzas

4.- Patrimonio religioso artístico

Aunque la historia de la comunidad no ha posibilitado el que se conserve un valioso patrimonio, señalamos lo más relevante de lo que se encuentra actualmente en el monasterio, especialmente en la iglesia.

El retablo mayor de la iglesia, de 1611, tenía las imágenes de san José y de la llamada “Virgen de la Fundadora” que actualmente se veneran en clausura. El 1705 el retablo primitivo fue sustituido por otro, obra de Pedro Laínez. En él se colocó en 1754 una talla de san José, obra de Luis Salvador Carmona,  que fue costeada con las rentas de la Hna. Juana María de los Dolores (Framboisier Hiverne) hija de conde alemán y noble dama francesa. A los lados de san José están las imágenes de la Virgen del Carmen y de san Joaquín, de autor anónimo.

La iglesia tiene dos bellos retablos laterales en la que destacan las tallas de Santiago y de santa Teresa, llamada “la napolitana”.

5.- La comunidad en la actualidad

La comunidad en la actualidad está compuesta de 11 religiosas de votos solemnes, algunas impedidas en silla de ruedas.

6.- Trabajo Monástico

 Trabajamos para mantenernos en artesanía de muñecos que se venden en el torno (aunque ahora hay muy poca demanda pues prefieren los móviles y demás aparatos). Hacemos jabones de regalo y otros trabajos ocasionales, recuerdos teresianos, etc.

Nos encuentran en C/ Marqués del Arco, nº 40.- 40003 Segovia (Tel: 921.46.07.15)

 

Fuente de todas las imágenes: Madres Carmelitas Descalzas de Segovia  

Guardar

Guardar

Share This